Cobertura 15 Festival Cievyc Cine 08 Balance de los cortos de tercer año



Collage de tercero

Viene del Balance de primer año y el Balance de segundo año

No es fácil hacer un balance general de tercer año. Casi como si se hubieran puesto de acuerdo, los directores se repartieron temas, estilos, propuestas estéticas, géneros y formas narrativas. Se hace muy difícil emparentar varios cortos entre sí en la muestra del último año. Aunque podemos relacionar Clausurado con Alas; a Anhelo con Ana o Nudo por la atmósfera onírica (herencia de segundo año, en tercero ocho de los veinte cortos recurren al universo mental); Días blancos y María 16 mm evocan una relación pasada; El canto de un gallo puede unirse a El clarinetista por su clima de misterio o a Maternidad por el suspenso creado, pero ya en estos últimos la relación se diluye, las uniones se vuelven artificiales o muy subjetivas.
Este hecho puede interpretarse de dos maneras que dejan ver un rasgo de madurez en los directores: por un lado, un estilo personal que empieza a delimitarse; por otro, el ser conscientes de que cada obra necesita formas propias a las que hay que ser fieles. Si hay un defecto que no apareció, fue el de querer poner todo lo aprendido en una sola película mezclando recursos y estéticas.


Quedan algunos momentos oscuros que no dejan de perturbarnos. ¿Qué pasó con Ana?, ¿quién es el personaje que se saluda con el protagonista al principio?, ¿cuál es el secreto? Más o menos me venía interesando hasta que hubo que soportar cinco minutos de búsqueda en el bosque, y me olvidé de qué la jugaba cada uno, incluido yo mismo. Por cierto, la señorita tenía muy lindas tetas. Otra molestia es la de La campana. El corto está bien hecho pero ¿cómo hago para sacarme de la cabeza que me está queriendo convencer del argumento ruckaufiano de que quien empieza robando un lápiz será un ladrón y morirá como castigo?

También nos llevamos algunas imágenes como esa pantalla dividida entre el parto y el candelabro en El clarinetista, una secuencia visualmente tan fuerte que contamina todo el corto. O los encuadres perturbadores dentro del baño y la cara de la nena que, diciéndonos que todo eso es un sueño, no logra aliviarnos en El canto de un gallo. O la interesante propuesta de Carpe diem. O el “sabés que yo me la veo venir”, el rengueo de Keyser Söze y la discusión sobre los hippies afuera o adentro del sistema mientras comen alfajor con cerveza en Uno solo, a pesar de que Pol-ka andaba por ahí. La partera de Maternidad, la mejor actuación y personaje del festival. La relación de las chicas de Días blancos, que es imposible ver sin olvidarse de que hay una puesta en escena. María, la de los 16 mm, dándose vuelta con un pie ligeramente levantado para mirar al perchero que la sigue. El ambiente conseguido en Tres portugueses, a pesar de que seco en el medio no implica mojado adelante y atrás, aunque sea una licencia poética de Rodolfo.


Posiblemente sea que les tomé cariño después de casi un mes escribiendo y peleando sobre ellos, pero varios de estos cortos cada vez me gustan más.

Ignacio Izaguirre


Estos son para mí (sin haber podido ver La célula) los mejores de tercer año rubro por rubro. Para bien o para mal no difieren mucho de los ganadores oficiales.

Mejor actriz
Roxana Berco por Maternidad
Mención para Lucía Passardi por Días blancos
Mejor actor
Estanislao Silveyra por La campana
Mejor producción
Dulce Fernandez Mathos por El clarintetista

Mejor dirección de fotografía Juan Rivero por El clarinetista y Jessica Blanco por Días blancos
Mejor dirección de arte
Diana Orduna por El clarinetista
Mejor sonido
Sebastián Palacio por El clarinetista

Mejor Montaje
Daniela Grandinetti y Gastón Inaui por El canto de un gallo

Mejor Direccion
Daniela Grandinetti por El canto de un gallo y Tomás de Leone por El clarinetista
Mejor guión
Franco Tarelli por Maternidad

14 comentarios:

Leticia dijo...

Ignacio, te devoraste deliberadamente "Virginal" y "Plateado"?
Beso.

ignaiza dijo...

Leticia, Virginal no me disgustó pero no es el tipo de cine que me gusta. A Plateado lamentablemente la vi sin sonido, de todas maneras por lo que vi y no oí, no es de mi agrado. Me parecieron unos clowns haciendo malabares en la esquina.
Gracias!

Anónimo dijo...

Ignacio: con tan poco rigor y tanta falta de respeto, no estoy seguro que llegues a cumplir tu sueño de escribir en El Amante.

Anónimo dijo...

chicos creo que hay que sacar lo bueno de este concurso, aprendimos que se premia: la pavada, cortos con chicos y sin sentido como "ana", entonces para el 2009, hay que hacer justamente eso cortos mediocres, si queremos ganar.

Leticia dijo...

Ignacio: tu respuesta tiene el mismo tono reaccionario que la mayoría de tus críticas y comentarios. Qué lástima, tan jovencito...

Anónimo dijo...

Si sabrá de "tópicos cieviqueanos", Ignacio, que produjo 'Onírico'...

Anónimo dijo...

Antes de que este blog decaiga por culpa del verano, las olas, el viento y el desgaste natural, necesito dejar mi comentario. Fui a la muestra de 3ero. Lleve amigos y familia. Bien temprano. El primer corto que ví fue Ana (el ganador del Gran Premio Cievyc). El corto me pareció malo, a secas, no tengo mas comentarios.
Y salí de la sala porque la cara de mi madre dijo todo. A la vuelta me encontré con La campana, empezó bien y terminó siendo una campaña cuasi religiosa de derecha ( si te portás mal te vas a morir). Bajón. Después Maternidad. Y ahi sali nuevamente de la sala porque era insostenible.
Asumo que me perdí Días Blancos y El clarinetista. Cuando volví a entrar estaba O2. Interesante, y absolutamente ignorado en la entrega de premios.
Después Tres Portugueses, me gustó pero bueh tampoco es mi estilo, me aburrió un poco.
Despues Plateado, corto en el que fui DF, y después Virginal, corto que dirigió un amigo, y me gustó. Fue la primera vez que lo veía, y me gustó. Me llevó a lugares íntimos de la infancia, como cuando jugás con vos misma, me dio sensación de intimidad.
Me fui un poco con un sabor amargo, porque vi muchos cortos que me parecieron muy malos y porque me imaginé que tanto Plateado como Virginal. y agrego O2 y Uno solo (que me divirtió) iban a ser ignorados, y así fue.
Asumo todos mis comentarios como espectadora y no como crítica. Varios de los comentarios vertidos por los chicos estudiantes de la carrera de crítica me dieron vergüenza, por lo virulentos, reaccionarios y resentidos, otros me parecieron respetuosos y más profesionales. Y por violento me refiero exactamente a gente como Ignacio. Que ni me interesa entrar en polémica con él, ni me contestes.
Algo más, llamaron a la directora de Plateado para decirle que estábamos nominados en sonido, que fue el premio que ganó el corto. JAMAS, nos dijeron que estábamos nominados en Fotografía y Arte, y eso es de lo peor. A Santi Valentino JAMAS lo llamaron para decirle que estaba nominado en Dirección y Voto del Público. Revean esto para la próxima competencia, nos hizo sentir muy mal, acá hablo por el equipo de Plateado y Virginal, ya que muchos de ellos no usan internet, ni entienden de blogs.
Quedó planteado que busca la escuela, ahora será cuestión de los chicos que estudian ahí que camino seguir.
Saludos
Sol Fernández Maciuk
pd- Vi por otros lados Veo Veo y el Nacimiento. Me parecieron muy buenos los dos, diferentes y buenos. Mis felicitaciones!

Anónimo dijo...

Hola Sol, una pregunta,
Leí en varios comentarios que se hablaba de las críticas de este blog como "reaccionarias" pero nadie que explique el adjetivo aplicado estas notas.
¿por qué reaccionarios?

Leticia dijo...

Anónimo: buscá en la web de la RAE o lee las críticas que se hacen en La Nación o las columnas de Carnevale en Ñ y ahi vas a tener una idea más o menos exacta de lo que significa "reaccionario".
Saludos.

Anónimo dijo...

No me parece que ni el tono ni los gustos de los que escriben acá se parezcan a los de Carnevale o La nación.

Pero igual, me interesa más la justificación de por qué alguien es reaccionario (o no) que el solo adjetivo que sin explicación no quiere decir nada. Delata más la inconsistencia del que lo usa que no describir a quien ataca.

Leticia dijo...

Bueno, hay en algunas críticas -y en posteriores comments a esas críticas- una descalificación a la obra o al autor bastante evidente. Ponele: decir de un corto "me parecieron unos clowns haciendo malabares en la esquina", luego de aceptar que no se lo pudo observar correctamente (es decir, sin sonido) es una actitud reaccionaria, además de berreta.
Sigo: si vos lees detenidamente algunas críticas, vas a encontrar una serie de reclamos (un relato, un guión, metas, motivaciones, estructuras narrativas clásicas, etc, o sea: manual) que están muy relacionados con discursos más propios de un diario conservador como La Nación (de una marcada línea editorial reaccionaria) que del blog de una Escuela de Cine que en su denominación incluye las palabras "Investigación" y "Experimentación".
Si todavía tenés ganas de seguir con este tema, me puedo tomar la molestia de citarte literalmente frases reaccionarias de algunos críticos de este blog para ilustrar mejor la idea. Igual, no creo que haga falta ya.
Saludos.

Santi Valentino dijo...

Al editor: hace mas de 10 días dejé un comentario que jamás se publicó y me gustaría saber la razón. Gracias.

Cievyc dijo...

Santi si podés contactarnos desde tu casilla personal (es para no desvirtuar el post con explicaciones personales) te explico los motivos. Muchas gracias.

Santi Valentino dijo...

Y, no. Sigan jugando entre ustedes como hasta ahora. Chau.