Cobertura: 15 Festival Cievyc Cine 08 Lindo quilombo


Lindo quilombo

Afortunadamente, la iniciativa de escribir sobre los cortos del festival generó un apasionado intercambio de comments con reacciones espontáneas y sentidas. Me gustaría hacer un repaso de lo acontecido con la intención de acercar posiciones... quisiera ir a la fiesta de fin de año y le tengo un poco de miedo a la violencia física que, como todos saben, es mucho peor que la psicológica.

Para escribir esto releí todos los comentarios del blog. Tenía la sensación de que habían prevalecido los insultos y las agresiones entre los dos “bandos”. No fue así, en absoluto. Hay discusiones más que interesantes e intercambios que evidencian el enriquecimiento de volver a pensar lo que uno tenía cerrado en su cabeza. Incluso en las polémicas más fuertes se pueden leer posiciones ideológicas y estéticas. La idea de esta nota es proponer que sigamos el debate por ese lado, para eso voy a citar algunos de estos comentarios.

No puedo evitar pertenecer al lado de la crítica, por lo tanto tengo más claros los puntos de desacuerdo con “el otro lado”, que los errores propios. Sin embargo, entre estos últimos hay dos que se me hacen evidentes. Alguien dijo: “No sé por qué no me sorprende encontrarme con que ustedes tampoco son inmunes a las críticas, cuando les tocan en su orgullo”. Nuestra respuesta a la reacción de la gente de dirección, tuvo poco de tolerante, fue desmedida e infantil. Esta experiencia nos sirve para sentirnos un poquito en la posición del otro, la de ser observado. Me comprometo a aprender de eso. El otro error también fue documentado: “Como si fuera poco conspiran para responder a cualquier comentario en contra de ustedes masivamente”. Este fue el error más grave, sólo nos queda pedir disculpas y la promesa de no repetirlo en el futuro, estoy seguro de que mis compañeros apoyarán esta moción. Aunque haré una pequeña salvedad: hay muchísimos comentarios a favor nuestro que no son hechos por nosotros, diría que más de la mitad, así como hay otros a favor de ustedes, no hechos por los directores.

Creo que la mayoría de las discusiones nacen al entender a la crítica de formas muy distintas. Algunos comentarios de los directores: “Una crítica profesional cinematográfica no debe ser una mirada subjetiva. Debe ser un análisis general del film desde diversos aspectos: narrativos, técnicos, estéticos, artísticos, semiológico, comercial, etc.”; “Aunque todo sabemos que la objetividad es bastante difícil de alcanzar, creo que es lo que un crítico debe apuntar a la hora de realizar su análisis”.
Ninguno de nosotros aspira a la objetividad. Más allá de que la pensemos posible o no, no es lo que nos interesa. Cito: "Una crítica es una mirada subjetiva que se justifica con apreciaciones contundentes". Si nuestra forma parece la de “jueces intocables” es porque expresamos nuestras opiniones contundentemente, porque creemos en ellas. Cuando un director deja cierto plano en una película no te aclara que es una elección personal, sabemos que lo es, y mientras más necesaria la sintamos mejor funciona. La subjetividad se expresa en la firma de la nota o en los créditos. Se dijo que: “Una crítica no es más que una opinión que se sostiene en dos cosas: la institución que la avala y la potencia de sus argumentaciones. La primera esta en lo más alto de esta página donde se lee CIEVyC”. No estoy de acuerdo, olvídense del blog que es sólo el espacio que se nos abrió para publicar, cada crítica está firmada y ése es su único aval.
Tan encontradas son nuestras visiones que para lo que nosotros es un valor para ustedes es un vicio. “Tanto a favor o en contra, M. Sol, que supongo que es María, no hace más que opinar” contra “Me parece que deberían tomar mi crítica como lo que es (una opinión) y nada más”. El valor de nuestra opinión está en haber visto mucho cine y en estudiar cómo ha sido visto por otros. Por lo demás, no pasa de una opinión, tanto es así que podrán observar que tampoco estamos de acuerdo entre nosotros.
Nuestro defecto paradójico fue no soportar las críticas. El de ustedes es no soportar ser vistos. “¿Acaso ustedes, los directores, hacen sus cortos para que nadie diga nada de ellos?” o “Me pregunto qué nos espera como espectadores de gente que se para en la vereda de enfrente de quienes miran sus largos-medios-cortos”. Posiblemente, la nuestra sea la primera opinión que reciben de un no-amigo, no-pariente, no-conocido, no-profesor, de alguien que ve el corto como resultado final, sin haber seguido el proceso. “Si se enojan con esto, qué harán cuando tengan que vivir de esto y reciban críticas mucho más lapidarias”. Se dijo por ahí que “Es precisamente en la instancia académica donde es válido cometer errores”. No estoy de acuerdo, siempre es válido cometer errores, avanzan y avanzamos sobre errores y van y vamos a seguir cometiéndolos.
Nuestra tarea es ver sin detenernos en las intenciones: “Confía en la obra no en el artista” escribió Robin Wood. La obra tiene existencia propia y es objeto de experiencias particulares compartibles que nada tienen que ver con el proceso creativo. Sepan que no pensamos que tenemos la verdad pero no dejen de tomar en serio lo que decimos. Lo que parece sobrador puede ser un signo de que estamos mirando con seriedad y sin condescendencia, sin rebajar sus trabajos por ser “sólo de estudiantes”.
Si todavía pretenden descargar sus ansias de venganza sobre mí es fácil reconocerme. Soy uno con anteojos de marco ancho, el pelo cuidadosamente despeinado y una remera con la tapa del primer número de Cahiers du Cinema.

Ignacio Izaguirre

39 comentarios:

Santiago Valentino dijo...

Igual, Ignacio, como ya lo dije en otro post, para mi es un error que un director tome una crítica como algo personal. A mi me parece realmente muy positivo lo que están haciendo.
Yo dirigí un corto de la muestra ("Virginal", de 3ro) e independientemente de si la crítica -de llegar a haberla- es a favor o en contra voy a estar agradecido de que alguien se tome el laburo de escribir sobre él.
Puede existir cierto tono en algunas críticas que moleste un poco, pero si reducimos el tema a la cuestión meramente particular, nos vamos a perder la posibilidad de discutir cosas mucho más profundas. Habrá quien quiera debatir sobre cortos; yo prefiero discutir sobre Cine. Y hay algo en alguna de las críticas que me hace ruido: cierta cosa medio reaccionaria.
Me gustaría que en algún momento se pueda entrar en esa discusión, si hay voluntad y ganas. Ahora, creo que "pegarles" a los críticos de este blog es algo, como mínimo, injusto.
Un abrazo para todos y un agradecimiento a Nayra García por sus breves y lindas palabras sobre "Virginal".

Santiago Valentino dijo...

Noyra quise decir, perdón.

Anónimo dijo...

Santiago, mi nombre es Tomas, tmb dirigi un corto de la muestra. No pude ver algunos de los cortos, entre ellos el tuyo. Donde puedo verlo?
Un saludo
Tomas

Anónimo dijo...

Muy buena tu reseña Ignacio, rescato esta frase:“Es precisamente en la instancia académica donde es válido cometer errores”.Por eso sigan adelante con las criticas, que son muy importantes para aprender, y al que no le gusta, que no las lea.
Si me hubiera gustado que las criticas sean mas de una por cada corto, justamente para que esta experiencia sea lo mas cercana a la realidad, a donde varios criticos de varios medios opinan, en lugar de uno solo. Creo que todavia estan a tiempo porque no dividen el blog de manera de que por cada corto puedan agregarse mas notas de distintos criticos del cievyc. Total estamos a miercoles y no creo que terminen de hacer y publicar las 40 notas que faltan antes del miercoles 17, en ese sentido parece que el tiempo no les alcanzo, pero no importa, creo que lo mas productivo para directores y criticos seria que se pueda aprender de esto, por eso insisto tienen que opinar mas de un critico por nota.

saludos

martin

Anónimo dijo...

vamos los criticos, sigan adelante, y no se detengan por las quejas de los "directores", en realidad estudiandes de direccion, porque para DIRECTORES,les falta un monton.
Desde el momento en que aceptaron participar en el festival y hacer publicos sus trabajos, tienen que bancarse lo que venga, como pasa en el mundo real, con todos lo profesionales que dan a conocer sus obras.
Ya que los "directores", que se enojan estan siendo soberbios, pensando que sus obras son lo mejor, no solo para ellos, sino para el resto del mundo, y que todos tenemos que elogiarlas como lo hacen: mama, papa, los vecinos, amigos y conocidos.

Murcielagasonica dijo...

Que miedo comentar… en realidad… que divertido (el impulso comment a veces, en mi caso sobretodo, es incontenible)
Creo que es un excelente resumen de toda esta casi batalla campal, que en realidad existe desde que existe el arte, porque si hay obra hay crítica, y hay resonancia a través de ambos lados...y que lindo que es oírla!! (aunque puede ser perjudicial para algún tipo de salud hacerlo también)
Mientras que no haya agresiones que desborden los ánimos todo lo que se diga es discutible y también es un aprendizaje para ambos "bandos".
La polémica es lo más divertido de todo esto, así que sigamos, pero como dijo Ignacio, no nos peguen, (por las dudas el 17/12 no llevo puesta mi remera de Cahiers...o sí, me la banco en nombre de Bazin, de Truffaut, de Gordart, de Rivette y Daney… amén)

ignaiza dijo...

igual, Santiago, no entendí muy bien lo de preferir discutir sobre cine y no sobre cortos. Y también me interesa discutir lo de "la cosa medio reaccionaria".
Muchas gracias por el apoyo.

Anónimo dijo...

Y...??, mis queridos criticos que paso con las notas, miren que despues del 17, esto ya sera noticia antigua, ademas despues de esa dia van a tener que hacer toda la cobertura de los premios, y despues se termina el año, apuren,que cada director quiere ver sus comentarios antes de que la emocion pase.

Anónimo dijo...

Nota de uno de los editores:
como los alumnos de crítica ya terminaron sus clases, sus materias, sus evaluaciones... esto lo hacen porque quieren, porque les gusta y divierte en sus ratos libres que les deja trabajar y/o rendir finales.
Es decir, como en casi cualquier cobertura del mundo, se cubren los cortos que a quienes escriban les transmitan algo, les den ganas de sentarse a teclear.
No van a estar todos los cortos en esta cobertura. Intentaremos cubrir los más posibles, pero esperar notas sobre cada uno que se filmó es utópico.
saludos,
Manuel

Anónimo dijo...

Estimaod Editor no me parece justo que unos si y otros no, la cobertura se la merecen todos los que laburaron duro, para presentar sus cortos al festival.
Si Uds., tomaron el compromiso de hacer la cobertura, la cual hasta la anunciaron con volantes en las funciones, entonces haganla completa, para todos. No vengan ahora con excusas de que no cobran nada o que no es para ninguna materia, porque la experiencia que van a tener de hacerla es mas que suficiente paga.
Ademas los que van a quedar mal a las ojos de todos son uds, porque no va a faltar quien piense que hubo elegidos a proposito para hablar bien y otros para hablar mal.

Santiago dijo...

Ignacio: con lo de discutir sobre Cine y no sobre cortos me refería a que la discusión no se agote simplemente en la opinión sobre tal o cual cortometraje, sino que se amplie hacia otros temas.
Es básicamente una obviedad, pero como parece que la cosa se puso heavy o polémica ("Lindo quilombo") vale la pena aclararlo. Cuando un crítico escribe un artículo no está hablando únicamente de un corto, sino que está hablando de Cine.
Lo de "reaccionario" lo charlamos en otro momento, pronto. Abrazo.

Anónimo dijo...

esto lo escribieron uds:

Siga por el blog toda la cobertura del Festival realizada por los alumnos de la carrera de Periodismo y crítica cinematográfica del Cievyc, con reseñas, críticas y premios.

Si dice "toda", es para todos y no para unos pocos.

Murcielagasonica dijo...

ay.. no entiendo!! perdón, pero y???
mala sintaxis o que?? anónimo sería tan amable de explicarse... gracias

Anónimo dijo...

Nota de uno de los editores 2

estimado anónimo:

Lo llamamos libertad de expresión: como este blog no es parte de las actividades de ninguna materia, como no van a ser evaluados por esta cobertura, como no ganan nada no solo en lo material sino en cuanto a aprobar algún examen con esto… no podemos exigirles a los alumnos que escriban todo. Los profesores que editamos esta cobertura solo corregimos los textos y los subimos al blog, pero no les decimos a los alumnos qué escribir ni cómo, más allá de ciertas reglas de convivencia (no insultar, que lo escrito tenga pertinencia sobre el tema abordado…).
Por otro lado como criterio oficial de la carrera consideramos que no hay mejor nota que la que se escribe con deseo y no por obligación. Así que como esta es una actividad que los alumnos eligieron libremente emprender, la cantidad de notas que ellos realicen no podemos ni queremos imponerla nosotros.
La libertad de expresión abarca también que no podamos evitar que se reciba de manera malintencionada lo que hacemos y que alguien considere que hay algún arreglo detrás de los cortos cubiertos y los que no, de los que se critican a favor y los que se hacen en contra. Pero el único arreglo posible es el individual de cada uno de los alumnos/redactores que como sujeto libre decide por su cuenta sobre qué quiere escribir y sobre qué no.

Volviendo a las recurrentes enseñanzas de Guión I, agregaría que cuando se lee: “Siga por el blog toda la cobertura del Festival realizada por los alumnos de la carrera de Periodismo y crítica cinematográfica del Cievyc, con reseñas, críticas y premios”, el texto inequívocamente afirma que el lector puede seguir todo lo que se cubra del festival en el blog, no es un contrato de que el blog vaya a cubrir todo el festival.

Para finalizar, te invito a que veas cualquier cobertura de un festival de cine (por ejemplo el BAFICI o el de Mar del Plata) y constates que ningún medio profesional o amateur cubre todo lo que se proyecta. Ni Clarín, ni Página/12 ni El Amante/Cine, ni haciendo/Cine, ni www.cineismo.com o www.otroscines.com, ni ninguno más que se te ocurra, escribe sobre todas las películas. Es materialmente imposible, y hasta muchas veces anímicamente suicida para los críticos y editores. Ni que decir lectores.

Ya que estamos, está invitado todo director, actor, miembro del equipo de algún corto que no sea criticado, o que consideren que fue criticado de manera injusta, o que quiera agregar algo, a mandar un comment o escribir una columna de opinión y enviarla a: trancon@gmail.com.
Prometemos que serán publicadas esas columnas de opinión, bajo las mismas reglas de convivencia que les pedimos a los alumnos de la carrera de Periodismo y Crítica cinematográfica (no insultar, que lo escrito tenga pertinencia sobre el tema abordado…).

Saludos no anónimos,
Manuel

Fernando dijo...

El pez por la boca muere, coto a continuacion:

"vamos los criticos, sigan adelante, y no se detengan por las quejas de los "directores", en realidad estudiandes de direccion, porque para DIRECTORES,les falta un monton."

Mira vos, asi que los criticos de aca no son estudiantes? son criticos consagrados? jajaja
Que zaña che, te habremos hecho algo los directores los los cortos?

ignaiza dijo...

Y... un poco de razón tiene Fernando. Lo que no entiendo es por qué siguen discutiendo esas cosas. La fallida idea del post era que sigamos hablando de los cortos y de cine si se da la ocasión, como dice valentino.

Anónimo dijo...

anomino responde, gracias por las explicaciones, las entendi y las respeto, pero igual sigo insistiendo en que todos merecian ser mencionados aunque sea con un renglon, o al menos con la foto y/o espacio, para que los quieran pudieran completar con comentarios o criticas, en los espacios correspondientes a cada corto, ya que no se puede comentar un corto dentro del espacio de otro, por eso al menos pongan los casilleros de todos, con o sin nota, y los que quieran que escriban dentro de ellos.
y para fernando que pregunta si los criticos son consagrados, la verdad que no lo se, pero son lo mas cercano a los reales, por lo tanto, siendo lo unico que tenemos, creo que hay que valorarlos en lugar de correrlos, si se equivocan es mejor que al igual que los directores lo hagan aca dentro de un ambiente academico, y perde cuidado fernando los directores no me hicieron nada, solo dije que se tienen que bancar las criticas, sean buenas o malas, sin protestar, porque es parte del trabajo, ademas las criticas siempre sirven para tener idea de lo que piensa una persona que al ser conocida no se anima a decir las cosas como son.

Anónimo dijo...

Esta discusión se fue al carajo y es una pena porque este post es tan bueno que merecería ser discutido mucho más.

Alejo dijo...

Fernando, te me adelantaste en el comentario.

Sikanda dijo...

Para el anonimo (el que no sabe/dice cómo se llama y está molesto porque no tenemos tiempo/ganas y somos injustos):

¿Usted sabe cuantos alumnos de crítica hay? ¿Sacó la cuenta de cuantos cortos se proyectaron? Cuando encuentre esa simple proeza matemática, luego le digo que lo debe llevar a más o menos 2mil caracteres por nota.

Y -ejem- lo siento por Fernando y usted, pero al menos yo sí me considero una crítica, por mi formación en Letras (y no en la UBA, sino en el extranjero). Porque en mi casa se critican hasta las moscas, desde que tengo uso de razón. Porque Rainer M Rilke decía que si tiens ganas de hacer algo desde que te levantas hasta que te acuestas, eso es lo que eres. En mi casa todos somos críticos, desde mi hermano el astrofísico, hasta mi hermana la bióloga.

No somos ni más ni menos por un título. Somos.

Aunque estoy de acuerdo con la idea esbozada por Santiago al decir que cuesta ser director -esto fue lo que entendí. Imagino que lo ha sufrido en carne propia.

Yo simplemente escribo.

Saludos

PS: Santiago... mi nombre es dificil, no lo intentes. Es como yo: no soy fea sino "distinta" No soy de pensamientos malos, sino "difíciles" ;-)

Sikanda dijo...

Ay se me olvidaba: Manuel, du bist unser Wächter und Held. Vielen vielen Dank! Wir haben dich lieb!

Fernando dijo...

Bueno, bajo ese mismo punto de vista nosotros tambien somos directores entonces, porque lo vivimos desde que nos despertamos y desde chico en mi casa fui el encargado de grabar las cintas familiares jaja, aunque personalmente no me creo director todavia, me falta mucho.
De todos modos no te lo tomes personal, esa respuesta no habia sido hacia vos o hacia ustedes los criticos sino a quien hizo el comentario, tenes que admitir que quien haya sido que lo escribio, sono bastante fea y zañosa.

Ana Cosentino dijo...

Apelando a mi libertad de expresión, me atrevo a decir que la cobertura del Festival Cievyc es digna de cualquier publicación de Editorial Atlantida. Si ese es el objetivo de los estudiantes de crítica, ¡Adelante! van por buen camino.
Desde lo formal, gramatical y sintáctico, necesitarán una corrección idónea y fehaciente. Les recomiendo incursionar en poesías, cuentos y novelas clásicas (si es posible en libros impresos, no ediciones virtuales) para incrementar el vocabulario y fomentar el razonamiento.
En cuanto a los grandes debates objetividad/subjetividad, ética/moral, ego-divismo/humildad-modestia, director/estudiante de dirección, crítico/estudiante de crítica, la contradicción aparece desde la formulación misma de cada idea planteada en el blog.
Volviendo a mi parecer, la comparación con los medios gráficos tradicionales para justificar la cobertura selectiva que ha realizado el alumnado, me hace suponer que, al igual que ocurre en el medio profesional, pueden existir "favoritismos" inducidos quién sabe con qué motivos o por qué recursos. ¿o es que acaso la crítica volcada en el blog no es capaz influenciar a favor o en contra la aparentemente ingenua votación que aparece a la derecha de nuestra pantalla?
Para finalizar mi comentario, voy a citar una frase que repetía mi padre, y que en una oportunidad intentó que Osvaldo Quiroga leyera al aire en su programa de radio, mientras estaba entrevistando a Carlos Carella. Cabe mencionar que el crítico se sintió ofendido y realizó su descargo sin leer el mensaje, mientras el actor mantuvo durante un largo tiempo una carcajada y le decía: "leelo, leelo".
Aquí va la frase: "Los críticos son como los castrados, saben cómo se hace pero no pueden hacerlo"
Rafael Jorge Cosentino (1941-2006)

Cordiales Saludos
Ana

Anónimo dijo...

Me gustaría que todos, críticos y directores recuerden que la muestra es un espacio para poder ver, pensar y comparar los trabajos. Y no olvidar que no solo cine se está haciendo, la carrera que estudian es Dirección de Cine y TV, no ignoren cortos "poco cinematográficos", la TV también existe.

Antonio Ledesma dijo...

Supongo Ana que es más fácil afirmar que “la cobertura del Festival Cievyc es digna de cualquier publicación de Editorial Atlantida.” Que explicar el por qué de la frase.
Por ejemplo qué de cuál publicación de la editorial Atlántida se ve representado en este blog. Blog en el que conviven estilos y concepciones del cine demasiado contrapuestos como para unificarlos

Lo mismo algo tan amplio y amorfo que puede incluir casi cualquier cosa como “Desde lo formal, gramatical y sintáctico, necesitarán una corrección idónea y fehaciente. Les recomiendo incursionar en poesías, cuentos y novelas clásicas (si es posible en libros impresos, no ediciones virtuales) para incrementar el vocabulario y fomentar el razonamiento.”
Por ejemplo, qué entendés por clásico, qué tipo de clásico, etc… Porque hay tantas nociones de clásico diferentes y contradictorias, que ponerlo así sin más queda solo como la estrategia de alguien haciéndose el depositario preferencial de ese saber.
También me preocupa un cierto tufillo tilingo en tu recomendación, que no incluye en ningún lugar un “vean tal cine o lean sobre tal o cual cine” que, dada la ocupación de los que escriben y pasan por acá, al menos parecería algo pertinente. Me parece, quizás esté equivocado, pero hay demasiados ejemplos cinematográficos que ayudan a “incrementar el vocabulario y fomentar el razonamiento” como para que tu idea no me parezca, al menos, insuficiente. Por no decir digna de alguien que todavía cree en cosas como la alta y la baja cultura (por eso de que leer en papel es mejor que de forma virtual, otro lugar común disfrazado de verdad).

Como con cada frase de tu comentario, tirás axiomas que no te molestás en argumentar, como si fueran autoevidentes.
Peor es, creo, el siguiente párrafo “En cuanto a los grandes debates objetividad/subjetividad, ética/moral, ego-divismo/humildad-modestia, director/estudiante de dirección, crítico/estudiante de crítica, la contradicción aparece desde la formulación misma de cada idea planteada en el blog.”
Sintetizás discusiones largas y complejas (algunas de ellas exceden con mucho a este blog y que se vienen repitiendo con variantes incontables veces) con tu pseudo aformismo “la contradicción aparece desde la formulación misma de cada idea planteada en el blog.”
Ajá, ¿y si dedicás un gramo de tus supuestas lecturas de clásicos que al parecer tanto enriquecieron tu prosa e ideas para explicar puntualmente qué querés decir con eso?

Y, sin intentar ofender a los muertos o vivos, diría que hay que tener mucho tiempo libre no ya para ver un programa de Osvaldo Quiroga, sino además para mandarle mensajes, y ni que te digo para recordar como algo memorable que un familiar lo hizo. Peor es creer que es propia o original una frase vieja y remanida que, ya que estamos, no esclarece nada el tema. La "idea" que tu papá sacó de un bombón Bacci, aplicada así llamaría a desautorizar a Orson Welles por no haber fundado un diario antes de filmar El ciudadano, y probablemente no saber cómo hacerlo. Pero ese no saber hacer le permitió inventar también.
Pero esa frase, como todo tu comment, es de una literalidad enternecedora

Alejo dijo...

No quiero defender el comentario de Ana porque no lo comparto. Pero que se le reclame argumentar sus opiniones y puntos de vista, cuando es justamente lo que falta en la mayoría de las críticas de los cortos; me parece un tanto irónico, por no decir hipócrita (que, no obstante, lo estoy diciendo).

Antonio Ledesma dijo...

Alejo, entonces tu idea es que, como supuestamente los que escriben en este blog no argumentan, quien los critica tampoco tiene por qué hacerlo.
y, la idea es que si vos crees que alguien escribe mal por no argumentar, y vos al criticarlo tampoco lo hacés, solo estás reproduciendo lo peor del otro. Y en tu caso es más grave, porque ya viste que el otro hacía eso mal, y encima lo perpetuas.

Por otro lado, yo leo las críticas de este blog como producciones muy diferentes entre sí en sus estilos y temáticas como para poder agruparlas todas o la mayoría en una misma etiqueta no argumentativo.

Murcielagasonica dijo...

A la srta. Ana Cosentino: primero no nos subestimes, segundo vi tu corto, próximamente habrá una crítica de "Quique" en este blog que tan mal te hace.
Me interesaba una entrevista con vos por la música original que me pareció MUY BUENA, pero al leer tu comment y notar tu nivel de superioridad intelectual, no me siento digna de tus respuestas.
Espero tus comentarios cuando sea publicada mi crítica, con errores gramaticales y con menos vuelo seguro que la historia de tu corto, por cierto, tan original.

Saludos,
Soledad Bianchi
Pd: me gustaría saber cuanta gente puede identificar que suena una calimba en tu corto...artistas somos todos.

ignaiza dijo...

"En cuanto a los grandes debates objetividad/subjetividad, ética/moral, ego-divismo/humildad-modestia, director/estudiante de dirección, crítico/estudiante de crítica"
Muy bien captados los ejes, pensé que ibas a decir algo al respecto.

"¿o es que acaso la crítica volcada en el blog no es capaz influenciar a favor o en contra la aparentemente ingenua votación que aparece a la derecha de nuestra pantalla?"
ESA ES LA VOTACIÓN DEL PUBLICO Y NO DEFINE A LOS GANADORES DE LA COMPETENCIA QUE LOS DECIDE EL JURADO JURADO JURADO CUYOS NOMBRES ESTAN EN EL FOLLETO DE LA MUEEEEESTRAAAAAAAAAAAAAAAA.

"pueden existir "favoritismos" inducidos quién sabe con qué motivos o por qué recursos."

Perdón pero mis lecturas de editorial atlantida no me permiten estar seguro de que estes insinuando que recibimos algún tipo de soborno por nuestras críticas. Si es así es una declaración cercana a la locura y a la estupidez.

Sobre la frase final: Nosotros no sabemos como se hace por eso no decimos como tendría que haber sido hecho. Solo opinamos sobre lo que existe con argumentos a pesar de que dicen que no los hay.

Alejo dijo...

Antonio, en parte si es esa mi opinión.
Quien se pone en lugar de crítico y es abalado en tal rol tiene la obligación de argumentar sus opiniones, justamente fundar una opinión crítica. Se le ha conferido cierta autoridad y, creo yo, es lo menos que puede hacer.
Por su parte, quien postéa un comentario no está, en principio, obligado a hacer lo mismo. De hecho, está en todo su derecho de reducir su comentario a meros insultos. No estoy a favor de esa opción, pero está, incluso, a mi disposición.
Con respecto al comentario de Ana y a tu respuesta, coincido en gran parte con vos. Desde el intento canchero de desautorizar la cobertura del festival comparándola con la Editorial Atlántida, hasta la cita de su padre, precedida por una incomprensible anécdota; hay poco y nada para rescatar y defender.
No obstante, con todo lo que se le puede reprochar a Ana y a su texto; aún creo que, en el primer lugar donde deben encontrarse y no pueden faltar las opiniones fundamentadas y bien argumentadas es en las críticas originales que conforman el núcleo de este blog. Y, como ya lo plantee, en la sección de comentarios del corto “La Alarma”, eso muchas veces no está.
Y, ante la excusa de la limitación de caracteres que se dio entonces, sólo tengo para decir que el espacio, en la sección de comentarios es casi (sino lo es absolutamente) infinito.

Anónimo dijo...

Alejo:
En principio, me parece curioso que se hable de falta de argumentación en los artículos de este blog justamente en los comments de este post. Te recomiendo la lectura del texto Lindo quilombo, que es un buen modelo de argumentación, de crítica y sobre todo autocrítica y reflexión sobre el propio hacer. Es un lindo texto, bah.
Y es una buena prueba que generalizaciones como las que hizo Ana, o las que un poco hacés vos, son tiradas de los pelos porque por ejemplo, entre el texto de La alarma y este hay poco en común. Son estilos y temáticas muy asimétricas entre muchos de los autores de los posts.

No creo que nadie, ni el crítico ni el comentarista de blog tenga obligación de nada. Cada uno tiene la libertad de ser todo lo inconsistente y hasta tonto que quiera. Pero uno como lector también tiene la libertad de marcarlo, criticarlo y expresar que hay formas más inteligentes y complejas de describir un fenómeno.

Estamos de acuerdo en que la justificación con la falta de espacio es insostenible. Ni qué decir sobre el triste exabrupto de Ana y la imposibilidad de rescatarlo y defenderlo.

saludos,
Antonio

ignaiza dijo...

Antonio muchas gracias por resaltas que las críticas son producciones individuales, también por esta frase:

"No creo que nadie, ni el crítico ni el comentarista de blog tenga obligación de nada. Cada uno tiene la libertad de ser todo lo inconsistente y hasta tonto que quiera"

y por último por hablar bien del post.
Saludos

Alejo dijo...

Antonio, creo que acá terminó mi intervención en este debate. Fue lindo mientras duro. Si vos e Ignacio creen que a un crítico no le cabe ninguna responsabilidad específica frente a su objeto de análisis y está habilitado a reducirse a la inconsistencia, entonces sólo nos queda disentir. Todo bien con eso. Ha sido un gusto.

tenes dijo...

Ignacio: ¡ vas a ir vestido acorde a la descripción de moda cinematográfica que describí en mi comentario ! Catalina Dlugui te pondría un 10.
Bueno, ahora seriamente. Siendo uno de los exponentes de este “lindo quilombo”, y de los pocos que lo hicieron con nombre y apellido, y teniendo en cuenta que yo también tiro más para uno de los “bandos”, tu artículo me parece, con sus salvedades, bastante correcto.
Encuentro sana la intención de reconocer errores, como antes dije, de ambos sectores. (Es cierto que después leo una crítica de un corto que debo decir, no ví, en donde leo cosas escritas como “no logro que me llegue a molestar”, etc, como si esa fuera una de las consignas, y me choca un poco, pero bueh, dejémoslo pasar).
No temas por tu integridad física. No creo que los estudiantes de dirección seamos los orangutanes violentos y ustedes los intelectuales pacifistas. Simplemente intercambiamos opiniones, puntos de vista, formas de entender las cosas.
Sigo sin compartir las formas utilizadas, sigo sin compartir las defensas conspirativas masivas, sigo sin compartir los anonimatos y tantas otras cosas más.
Y tampoco considero que el respeto sea sinónimo de condescendencia ni que la contundencia argumentada lo sea del amarillismo efectista.
Pero sí comparto la libertad de expresión y de opinión.
Citaste una frase que alguien puso y que por cierto, fue respuesta a uno de mis comentarios: “Me pregunto qué nos espera como espectadores de gente que se para en la vereda de enfrente de quienes miran sus largos-medios-cortos”. Aquí tengo que tomar una posición personal, y no puedo hablar en defensa de nadie.
Yo, al menos, respeto muchísimo y tengo en cuenta al espectador en todo momento. Desde la instancia misma de la escritura.
Mi intención personal, por lo general, es la de otorgarle una experiencia placentera al espectador. Que disfrute y no padezca. Me reconozco con errores por inexperiencia, que suelen hacer que esta intención prevalezca incluso sobre una minuciosidad técnica. No porque una buena técnica no forme parte del disfrute, sino porque intentar hacer cosas complejas a nivel producción y realización, en las circunstancias dadas, repercute casi inevitablemente en detrimento de otras áreas que con plata, tiempo y experiencia aportarían mucho más.
Considero que el espectador es, en definitiva, el más importante porque para él es que se realiza una obra. Él debe ser el destinatario. Otra cosa no sería más que, como a mi me gusta decir, un onanismo creativo.
Lamento que mi tesis de segundo no haya podido entrar al festival por una cuestión de límites temporales (dura más de 15 minutos) – por cierto, comprendo que los festivales siempre tienen sus requisitos, pero éstos deberían haber sido informados de antemano por la cátedra de dirección, por lo tanto decidí no acortarlo más de lo que se podía, a mi criterio, para obedecer un reglamento – y digo, lamento, porque no pude ser objeto directo de sus críticas. ( Bah, no se si lo lamento, probablemente me habría puesto de la nuca, ja!)
¿Pero sabes que me pasa? La palabra “crítica” de por sí me parece desagradable, debo reconocerlo. Prefiero la palabra “devolución”.
La crítica, y parece haberse visto reflejado en varios casos de este blog, suena a algo agresivo. La devolución es, en cambio, una retroalimentación que sirve para construir y no para destruir.
Las devoluciones son, (nos son), súper útiles. Imprescindibles diría yo. Y muchas veces dan lugar a nuevos armados, montajes muy diferentes y con resultados mucho mejores. Y por supuesto, el que se remarquen nuestros errores nos sirve para intentar evitar volver a caer en ellos.
En el ensimismamiento de quien escribe, dirige y quiere a su vez montar (muy común), está casi siempre, la ceguera que nos hace cometer los errores más frecuentes. Muchas veces creemos que contamos lo que nosotros sabemos que queremos contar. Pero contamos de más, o de menos u otra cosa.
Es difícil despegarse de la obra y tomar distancia de ella, porque forma parte de nosotros mismos. Y creo que por eso es que a veces las críticas se toman como una agresión personal. Sé que no debe ser así, pero es difícil deslindarse.
En definitiva, al menos en mi opinión, una devolución que marque los errores y los aciertos de manera constructiva es muchísimo mas rica que una crítica, al menos como está comprendida en la mayoría de las realizadas aquí.
Y no es para nada agresiva, al revés, insisto. Es indispensable.
Uno suele elegir, como director, a quien muestra su trabajo para que le haga una devolución del mismo. Por lo general antes de hacerlo público, dado que confía en su criterio y conocimiento.
A su vez, con el trabajo ya hecho público, uno no elige lo que opinen de él. Y está bien que así sea. Pero uno elige también, a qué opiniones les presta atención y a cuales no.
Y cuando digo uno, me refiero a los lectores en general, tanto en el lugar de directores, equipo técnico, espectadores o de críticos colegas.
Dado que la crítica no tiene porqué oficiar de devolución, ni de mano amiga, ni de profesor contenedor, creo que a lo que deberían apuntar es a que sus opiniones sean realmente fundadas e interesantes.
No a una objetividad que no creo posible ni necesaria, sino a una posición argumentada y por sobre todas las cosas RESPETUOSA, que hará que a su vez, se les respete su opinión y sea tenida en cuenta y valorada como tal.
Agradezco tu intención conciliadora, prefiero dejar de lado otras intenciones de otros comentaristas como las estupideces prejuiciosas con un dejo discriminatorio clasista (¿y combativo?) de un tal Javier, curiosa e irónicamente, “Castell”, y espero, que si nos cruzamos en la fiesta sea para brindar.(¿Habrá alcohol no?Eso espero.)
Abrazo.
Bruno Katz
Pd: Y a vos Javier no te brindo nada! chusma, chusma pbbbbb!

Anónimo dijo...

Muy bueno este "comentario" (por qué en english?), el primero que noto realmente honesto... Me hizo pensar en la posición del critico y su función, cosa que no me detuve nunca a pensar. Es muy cierto que como directores, tendemos a olvidarnos que las películas se hacen para que alguien mas (con opinión diversa a la nuestra) la vea. Aunque difícil es aceptarla sin que toque nuestro orgullo. Comienzo a entender la necesidad de las críticas.
(Punto aparte, igualmente también pude notar en estas criticas, algunos comentarios que quizás son por demás cínicos, cual Boca/River, lógico es que provoquen comentarios de defensa).

Anónimo dijo...

Para (tenes...), las devoluciones, te las tienen que hacer los que te enseñan, tus mentores, profesores.
Los criticos estan para lo que dice la palabra, y las criticas difieren de los consejitos y recomendaciones para la proxima, las criticas son analisis personales de cada profesional, que para eso estudio sobre el tema.
Este blog, es como una burbuja a donde encerramos parte del mundo real, para someterlo a estudio, para ambas partes.

El que puede soportar las criticas bastante benevolentes de este micromundo,bien puede enfrentar despues, el mundo real, a donde criticos con mucha experiencia y a los que mucha gente sigue a donde vayan, te pueden despedazar con dos palabras o elevarte con una sola.
Ademas es preferible que un desconocido te diga todo lo que no le parecio, porque un conocido jamas te lo va a decir.
La presion de la critica,es como la presion del rodaje, hay que aguantar.
Asi que disfruten del entrenamiento, el que se quiebra por unos comentarios, es como un soldado que se acobarda en el frente de batalla.
vos te pensas que en el mundo real, los criticos te hacen devoluciones, envueltas en una cajita con un moñito...??.
En el mundo real, el critico escribe lo que se le canta y no lo para nadie, o vos te penssa que como aca, le mandas un mail al critico,para preguntarle porque te dijo eso, y que no te lo diga mas, y entonces el tipo te va a dar bola, olvidalo.
Salvo que tengas dolares, entonces compras las notas, como hacen muchos, o pensas que a lo de Rial, Mirta,Susana, etc, vas gratis..??, tenes que pagar, y te hacen la nota a medida.

Asi que mis queridos/as directores dejen de lamentarse y banquensela, para eso se presentaron a concurso, y accedieron a que sus cortos fueran vistos en publico.

Porque eso de querer criticar a los criticos no les queda bien, ya que cada cual hace su trabajo, ellos estudiaron para eso, y ustedes para directores.
Al que hizo un buen corto, la critica lo reconocio y el que no, se le dijo que no, eso es todo.
Haganlo mejor la proxima.

Antonio Ledesma dijo...

Alejo, lástima que reduzcas mi postura a "un crítico no le cabe ninguna responsabilidad específica frente a su objeto de análisis y está habilitado a reducirse a la inconsistencia, entonces sólo nos queda disentir."

Es una pena porque me parecía una discusión interesante la que planteabas hasta ahora.
Básicamente, no creo en las obligaciones y responsabilidades. Esas cosas son para maestros de primaria. En un país bananero y hecho mierda como el nuestro hacer cine, escribir cine, son lujos que pocos se pueden dar. Son caprichos, el mundo no los necesita, no son necesarios.
Pero justamente ese es el valor paradójico que yo les encuentro: hacer algo por capricho, porque se me canta, porque a nadie le importa pero a mí sí. Por cabeza dura.
Sin obligaciones, sin responsabilidades, con la libertad de elegir hacerlo entre todas las otras opciones del universo.

cuando escribí "No creo que nadie, ni el crítico ni el comentarista de blog tenga obligación de nada. Cada uno tiene la libertad de ser todo lo inconsistente y hasta tonto que quiera"
imaginé que no era necesario aclarar que no prefería la inconsistencia a la rigurosidad. Simplemente que me parece igual de grave o no grave en un director, en un crítico, en un comment(arista).
Supongo que estoy medio posmo esta noche y veo que son todos textos, nada más que textos, la imagen impresa en fílmico, la nota, el ensayo, el guión, la imagen en video, etc...
Y entonces nadie tiene más responsabilidad que nadie.

ignaiza dijo...

Anónimo del 15/12 22:02. Me emocioné.

Alejo: Antonio contesta por mí y por el que me gustaría ser. Solo fijate como sigue la frase "Pero uno como lector también tiene la libertad de marcarlo, criticarlo y expresar que hay formas más inteligentes y complejas de describir un fenómeno."

Bruno: Mi vestuario es un homenaje a tu comentario. De veras te agradezco por dedicarle tiempo a responder y leer el blog. Espero que tus obras también sean, con sus salvedades, bastante correctas. Al final resultaste simpático, te brindo y todo. Saludos.

tenes dijo...

Al anónimo que dijo:

"Para (tenes...), las devoluciones, te las tienen que hacer los que te enseñan, tus mentores, profesores.
Los criticos estan para lo que dice la palabra, y las criticas difieren de los consejitos y recomendaciones para la proxima, etc"

Simplemente releé lo que escribí. Con algo de suerte y viento a favor tal vez lo llegues a comprender.